La Residencia se encuentra situada a 6 Km. de Sagunto en dirección a Castellón, excelentemente comunicada por la autovía del mediterraneo (E-15 / A-7), salida 297 Sagunto-Canet de Berenguer (ver plano última página) y por ferrocarril,  estación de los Valles a 60 metros de la Residencia.

Está estructurada como si de un pequeño pueblo inglés se tratara. Podemos encontrar un ayuntamiento, una tienda, una frutería, una agencia de viajes, una biblioteca, una enfermería, etc., así como los bungalows, que son las casitas donde duermen los alumnos. Todo ello rodeado de árboles y jardines que conforman una atmósfera idónea para que los alumnos se sientan cómodos y disfruten con el aprendizaje del idioma. En una extensión de 18.000 m2 rodeada de amplias zonas verdes, se crea un ambiente idóneo para el alumno ayudándole a conseguir unos excelentes resultados didácticos. Nuestras instalaciones disponen de biblioteca, comedores, enfermería, banco, tienda, kiosco, bungalows (para pernoctar los alumnos, dotados de aire acondicionado), agencia de viajes, verdulería (donde hacer prácticas), discoteca e instalaciones deportivas que permiten practicar todo tipo de deportes, todo ello en un amplio recinto cercado y con extensa arboleda, lo que hace que la estancia se convierta en algo extraordinariamente útil y agradable, dedicando una gran parte al fin primordial, el aprendizaje del idioma inglés.

Los bungalows.
A los alumnos se les asigna un bungalow en función de su sexo y edad. Nunca estarán juntos chicos y chicas. Generalmente y siempre que sea posible, la diferencia de edad entre los alumnos no será mayor de un año. Las preferencias de compartir bungalow expresada en la hoja de inscripción se tendrá Imagen-247en cuenta, siempre que coincidan con los criterios expuestos anteriormente. Cada bungalow está bajo el control directo de un profesor, el cual será el encargado de la supervisión del orden y aseo del mismo, y al que podrán dirigirse para comentarle cualquier duda que tengan y que les ayudará en todo lo que necesiten. Cada mañana los alumnos deberán hacerse la cama y ordenar sus cosas en los armarios y taquillas, siendo esta la única obligación con respecto al dormitorio. El servicio de limpieza de la Residencia será el encargado de la limpieza del mismo. Los bungalows disponen de aire acondicionado y cesto para la ropa sucia, donde los alumnos deberán echar la ropa sucia para que sea recogida por el servicio de lavandería. Cada tarde después de las actividades el profesor encargado del bungalow hará una reunión con todo el grupo durante la cual los alumnos podrán comentar como a transcurrido el día, dudas o problemas que hayan podido surgir, etc. Les recordamos que, a parte de esta reunión, el profesor del bungalow está a disposición del alumno para poder ayudarle en cualquier momento del día.

El comedor.
Queremos destacar el hecho de que los alumnos realizan sus comidas junto con los profesores. De esta forma los alumnos están atendidos durante la comida y continúan practicando el idioma pidiendo las cosas en inglés. La Residencia cuenta con cocina propia donde se elaboran los menús diarios, todos diferentes cada día. Debido a la gran varImagen-754iedad de comidas que se sirven durante el curso, es conveniente que los padres informen y mentalicen a sus hijos que con frecuencia tendrán en el menú verduras, pescado, legumbres, etc. No obstante, somos conocedores de las preferencias alimenticias de los alumnos de estas edades y, por lo tanto, no olvidamos incluir en nuestros menús platos que a ellos les pueden gustar mas sin olvidar que, como hemos mencionado anteriormente, los menús son equilibrados. Adaptamos nuestros menús a aquellosalumnos que necesiten una dieta especial. Es necesario que informen en la ficha médica incluida en el dossier de aquellos alumnos que sean celiacos, diabéticos, etc., o que tengan cualquier tipo de alergia a ciertos alimentos. Durante cada comida profesor y alumno cooperan para el buen funcionamiento de la mesa.

La enfermería.
La Residencia dispone de un servicio de enfermería atendido por un enfermero/a durante las 24 horas del día, que realiza los primero auxilios en pequeños accidentes o enfermedad. En caso de que el alumno necesite tratamiento médico lo deberán especificar claramente en la ficha médica, indicando el medicamento necesario, horarios de las tomas, las dosis, etc. El día de comienzo del curso el alumno deberá entregar en la enfermería la medicación para que la enfermero/a se la administre según la pauta marcada. Los alumnos que necesiten una dieta especial deberán comunicarlo con antelación en la ficha médica, al igual que si es alérgico a algún tipo de medicación. En caso de que el alumno necesite una medicación específica, tanto en el momento de empezar el curso como en el transcurso del mismo serán los padres o tutores legales los que se encargarán deImagen-340 suministrar dicho medicamento. En caso de accidente o enfermedad la dirección de English Summer School se pondrá en contacto con los padres o tutores informándoles del hecho, pidiéndoles autorización para llevar al alumno a un centro médico o bien, si lo prefieren, venir los padres a llevarlo personalmente. Tras haber sido atendido el alumno nos pondremos en contacto con ustedes para informarles sobre el diagnóstico.

El banco.
El centro dispone de un banco que funciona de la siguiente manera : El primer día del curso el alumno abre una cuenta corriente, ingresando el dinero que trae para sus gastos. Una vez ingresado se le proporciona un talonario de cheques para que pueda disponer del dinero cuando quiera. El personal del banco lleva un control diario de cada alumno, evitando de esta manera que el alumno gaste en demasía. En la residencia existe una moneda propia que es una réplica de la Libra, para que el alumno se familiarice con la moneda inglesa. Desde el momento que abre su cuenta corriente esta Libra es la única moneda que se podrá utilizar dentro de la Residencia. La función del banco es, a parte de la de practicar inglés, la de guardar el dinero del alumno para evitar extravíos. El último día el dinero que el alumno tenga en su cuenta le será devuelto en euros. Al abrir el banco diariamente evitamos que el alumno tenga mucho dinero encima.

El kiosko.
En nuestro kiosko los alumnos pueden adquirir refrescos y helados. El hecho de que no puedan adquirir otro tipo de productos como golosinas, papas, etc. es para evitar que los alumnos coman a deshoras y esto influya en su alimentación diaria. Por consiguiente el kiosko sólo permanecerá abierto después de las horas de las comidas. Por otra parte el kiosko sirve para que los alumnos sigan practicando el idioma fuera de las horas de clase ya que cada vez que quieren un producto del kiosco lo tienen que pedir en inglés.

La Biblioteca.
Existe a disposición del alumno una pequeña biblioteca con libros de distinto nivel de inglés. El alumno puede disponer de estos libros informando previamente a su profesor, el cual le asesorará de los libros adecuados a su nivel.

La lavandería.

English Summer School posee un servicio de lavandería propio. La recogida de ropa sucia se realiza diariamente en función del volumen de ropa y trabajo de la lavandería. Debido al gImagen-659ran número de alumnos es frecuente que muchos de ellos echen ropa a lavar de forma indiscriminada si estar sucia. Esto impide que el trabajo de la lavandería se agilice. Por lo tanto, aconsejamos a los padres que hagan ver a sus hijos la importancia de echar para lavar solamente ropa sucia. Una vez que el servicio de lavandería ha recogido la ropa sucia de cada bungalow se lava y posteriormente se tiende en el tendedero correspondiente a cada bungalow. Es obligación y responsabilidad del alumno recoger su ropa. LA ROPA DEBE IR MARCADA con el nombre del alumno para evitar pérdidas, ya que se mezcla con la ropa de los demás compañeros de bungalow. La ropa interior de los alumnos tiene un tratamiento especial. Cada profesor la llevará diariamente al bungalows para repartirla entre los alumnos. El centro no se responsabiliza del deterioro o pérdida de alguna prenda.

Comunicación padres-alumnos.Imagen-657
English Summer School entiende el deseo de los padres de comunicarse con sus hijos, más aún si se trata de niños de corta edad o en los casos en los que esta es su primera experiencia separados de su familia. Esto es comprensible ya que los echan de menos tanto como ellos a ustedes. No obstante, a veces llamar a sus hijos demasiadas veces es contraproducente para su integración en la dinámica del curso. Sucede en ocasiones que el niño rehúsa realizar cualquier actividad porque solamente está pendiente de la llamada de sus padres, creándole cierta ansiedad. Por lo tanto, es conveniente que lo llamen lo menos posible. El centro dispone de seis líneas telefónicas para la recepción de llamadas de padres y familiares, restringiéndose estas llamadas al horario establecido por el centro. Dada la cantidad de llamadas que se reciben en un corto periodo de tiempo recomendamos, tanto a padres como a alumnos, que sean breves en sus conversaciones, de esta forma podrán contactar un mayor número de familiares.

Objetos de valor.
No se recomienda que el alumno traiga al centro objetos de valor tales como móviles de última generación, cámaras digitales, consolas, ropa de marca o en general objetos de alto coste económico, ya que esto implica una vigilancia especial por parte del alumno, un cuidado que muchos de ellos no tienen. Este tipo de objetos, al igual que todos, serán responsabilidad del alumno, ya que el centro NO SE HACE RESPONSABLE DE LA PERDIDA O DETERIORO DE LOS MISMOS. Seguridad. La seguridad de los hijos es una de las preocupaciones lógicas de los padres a la hora de mandarlos a cualquier campamento de verano. La residencia está totalmente vallada y cuenta con un circuito cerrado de cámaras de vigilancia. A los alumnos nunca se les permite acceder al exterior del centro. Solamente pueden salir el fin de semana si los padres o alguna persona autorizada por el tutor viene a recogerlos. La autorización debe ser por escrito. Durante la noche el centro dispone de un servicio de vigilancia nocturno que atiende cualquier circunstancia que pueda surgir. Todo el personal del centro es residencial, y tanto dirección, el enfermero/a como profesores pernoctan en el centro.

Seguridad.
La seguridad de los hijos es una de las preocupaciones lógicas de los padres a la hora de mandarlos a cualquier campamento de verano. La residencial está totalmente vallada y cuenta con un circuito cerrado de cámaras de vigilancia. La única puerta de acceso al recinto está en la recepción, manteniéndose cerrada y permitiendo el acceso sólo al personal autorizado. A los alumnos nunca se les permite acceder al exterior del centro. Solamente pueden salir el fin de semana si los padres o alguna persona autorizada por el tutor vienen a recogerlos. La autorización debe ser por escrito. Durante la noche el centro dispone de un servicio de vigilancia nocturno que atiende cualquier circunstancia que pueda surgir. Todo el personal del centro es residencial y tanto dirección, el enfermero/a como profesores pernoctan en el centro.